La hora de Pemex

Por José García Sánchez

Las elecciones para la secretaría general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, para ocupar el cargo que por varios años tuviera Carlos Romero Deschamps llegó. La secuela de irregularidades del tampiqueño que detentó el liderazgo de los trabajadores de Pemex de 1993 a 2019.

Los trabajadores conocen muy bien a los aspirantes a la secretaría general, y han dejado atrás la sombra del líder que tanto dañó al gremio. Deschamps no dejó actividad dentro del sindicato que no tuviera alteraciones graves, daños, a veces irreversibles o desvío de actividades o recursos. De tal suerte que el gremio desde ahora está atento a observar no sólo las propuestas de los candidatos a tan responsable cargo sino su trayectoria.

Porque en este momento convertirse en líder de los trabajadores de Petróleos Mexicanos implica no sólo conocer por dentro todas y cada una de las actividades de la empresa, que son múltiples sino tener una profunda convicción de la actividad que desarrolla. Es por ello que –a pesar de que en un principio no sólo hubo una multitud de candidatos sino se intentó dar lugar a nuevos sindicatos–, surge la figura de personajes comprometidos, desde siempre con el desarrollo de Pemex, que implica el progreso de México.

Ahí está la clara trayectoria de personajes como José Lorenzo Valenzuela, presidente de la Comisión de Vigilancia, Honor y Justicia del STPRM y vicepresidente de la Comisión de Contratos del Comité Ejecutivo General de Pemex, quien es respaldado por la mayoría de las secciones y sectores petroleros.

El periodo de reflexión que involuntaria o voluntariamente se impuso a los trabajadores petroleros fortaleció su convicción de urgente llegada de alguien honesto, pero no sólo eso, sino que cada uno de los integrantes de este gran esfuerzo por el país tiene más claro el proyecto de nación de su empresa y la trascendencia de su labor diaria.

La conciencia de los trabajadores parte precisamente de su tarea cotidiana, una labor especializada y cotizada en el mundo entero, pero la capacidad de los trabajadores de Pemex era opacada por la información de un líder que se excedía incluso al estar sobrexpuesto en los medios, la mayoría de las veces para denunciar su ilícita conducta.

Ahora, por fin la hora de elegir un verdadero representante ante la empresa y la historia está por llegar a partir del 17 y hasta el 19 de enero, los candidatos y candidatas se registrarán. Del 20 al 29 de enero serán las campañas electorales. La jornada electoral se realizará el 31 de enero. Ese mismo día se darán a conocer los resultados de la elección por parte de la Comisión Nacional Electoral.

La época del enriquecimiento ilícito, lavado de dinero, defraudación fiscal y otros delitos quedará atrás pero no por ello olvidada. Y será en la memoria colectiva de los trabajadores petroleros donde recaiga la decisión del voto el último día de enero de este año.

La responsabilidad de los trabajadores petroleros es más importante que nunca, no sólo es una comparación entre el pasado y el presente, lo bueno y lo malo sino un anuncio de tiempos nuevos donde la defensa laboral sea un derecho de todos sin diferencias ni autoritarismos.