Tan cerca de “Chávez versus medios”

Por Mónica Camarena Crespo

Un documento interesante y de profundo análisis el de Gerson López, comunicador e investigador venezolano, quién realizó de manera detallada un estudio donde disecciona parte de las tensiones generadas (luchas de poder) entre Hugo Chávez y los medios de comunicación, titulado “Chavez versus medios”.

Quiero retomar partes importantes a continuación:

“El excesivo uso de cadenas por parte del presidente Chávez en abril de 2002, (solo entre el 8 y 9 de abril se producen más de 30 cadenas, con una duración de 15 a 20 minutos) como una forma de contrarrestar la cobertura de sucesos como los del 11-A, constituye un punto crítico de confrontación, en la que el poder político encaraba al mediático, en una lucha maniquea por imponer, cada uno, su propia visión de país”.

“Aunque la mayoría de los medios apoyaron la campaña del Chávez candidato, en los primeros años, tras la aprobación de la Ley Habilitante comienzan a darse ciertas diferencias entre estos y el Presidente”.

“Estas luchas de poder pueden identificarse a partir de las tensiones generadas en la relación medios-poder político, en la que ambos actores tienen intereses no siempre coincidentes. A partir de esa disparidad, de ese desencuentro, se produce una ruptura en las relaciones y, por tanto, un choque en el que los actores han confrontado su propio poder”.

“Esa batalla simbólica –que se ha librado desde las imágenes, los fotogramas y los decibeles– entre poder político y medios de comunicación, se ha dado con amplia ventaja para el primero, en la medida en que el andamiaje legal con el que cuenta limita el marco de acción sobre el que se desenvuelven los medios venezolanos. Este avance del Gobierno por copar gran parte del espacio mediático, utilizando y financiando a nuevos medios de comunicación”.

“Iniciativas que dibujan la necesidad de instaurar un monopolio informativo que reproduzca un solo mensaje: el considerado pertinente por el propio Presidente, de modo que pueda neutralizar el quehacer informativo de los pocos medios privados que no se han mostrado complacientes con el proceso bolivariano”.

El caso del Presidente López Obrador en México, es el del auténtico persecutor de los medios de comunicación opositores al sistema, mediante la “mañanera” coordinada desde Palacio Nacional y financiada con dinero público.

El presidente de México estrenó desde junio de este año su espacio contra los medios de comunicación “Quién es quién en las mentiras” llamándolos entre otras cosas “corruptos, rastreros e integristas”.

Pronto, definitivamente Hugo Chávez será una lejana figura del control y persecución de medios de comunicación y periodistas; del más rapaz populismo latinoamericano. El sucesor de Chávez ya está entre nosotros, para desgracia de los mexicanos, es el presidente.

ÁGORA

Feliz Navidad y un 2022 con salud principalmente. Con la aspiración de seguir siendo enlace con la sociedad para luchar por un mejor Veracruz y un país menos confrontado. Nos leemos el próximo año.

Twitter: @monicamarena