Dudas panistas en Aguascalientes

Por José Páramo Castro

La encuesta realizada para seleccionar a la candidata del PAN a la gubernatura de Aguascalientes no era necesaria. La designación ya la había hecho Marko Cortés, y todos los panistas en la entidad lo sabían, creando un gran descontento no sólo en las filas del partido en el estado sino a nivel Nacional.

Las decisiones de Marko no han sido las mejores para el PAN en los últimos años, por lo que la dirección del contador Cortés siempre estará llena de dudas como la honorabilidad de Teresa Jiménez electa por una encuesta con la que el otro contrincante panista, Antonio Martín del Campo, no está de acuerdo, ya que asegura haberse apoyado en otra que le da el triunfo a él. Aunque se diga que se resigna y apoyaría a Jiménez en la contienda ya lo esperan en Movimiento Ciudadano con la candidatura a ese mismo cargo.

Es muy significativa la ausencia de Marko Cortés a la hora de ungir a Teresa Jiménez, quien fuera designada por Santiago Creel, presidente de Acción Política de ese partido, y quien ha realizado últimamente tareas que le corresponden al líder nacional del partido, rechazado por la mayoría panista en su reciente reelección.

Así, la candidata del PAN a la gubernatura tendrá que luchar con el panismo estatal que sabe de sobra que es imposición de Marko, por lo que el actual gobernador Martín Orozco Sandoval, mueve ya las aguas para votar contra Jiménez; también tendrá de enemigo a su contrincante, Antonio Martín del Campo, quien, aunque haya prometido operar en favor de su compañera, sigue sintiéndose con todo el derecho para encabezar la candidatura.

El panismo de Aguascalientes rechaza a Marko Cortés, su reelección, y hacen equipo con el gobernador, pero también está contra la candidata designada su trayectoria política que no es del todo clara, ya que la entonces senadora de Aguascalientes de su partido, ahora militando en Morena, Martha Márquez, señaló que Teresa Jiménez Esquivel, está involucrada en probables actos de corrupción durante el tiempo que fungió como presidenta municipal de la capital estatal, por desfalco histórico a las arcas, actos de corrupción realizados en las dos administraciones encabezadas por Jiménez Esquivel, destacando la compra a sobreprecio por 600 millones de pesos de las luminarias.

También se señala en este caso a la presidenta de la Comisión de Justicia del CEN del PAN Jovita Morín quien aparece como socia en la empresa MD Iluminación, a la cual se le adjudicó la compra entre 2017 y 2019.

Teresa Jiménez y otros funcionarios municipales están señalados por probables actos de corrupción en el “Proyecto de Modernización del Alumbrado Público del Municipio de Aguascalientes” y en “Eficiencia Energética del Municipio de Aguascalientes”, con un monto aproximado de 950 millones de pesos, el cual se elevó a mil 369 millones a un plazo a 30 años, adjudicación que provocó un endeudamiento hasta el año 2050 de 28 mil millones de pesos por parte del municipio.

Martha Márquez también denunció el suministro de material eléctrico por 130 millones de pesos, en donde hay vinculados a proceso e indicó que “solo se dejaron llevar por un tema político, ellos tienen responsabilidad”. Denunció también el abuso en los cobros de agua, en el municipio de Aguascalientes y la ineficacia en los servicios públicos, así como “la nula realización de obra pública por parte de la administración de Teresa Jiménez”.

Es decir que el PAN no tiene seguro el triunfo en la gubernatura de Aguascalientes, toda vez que cuenta con ex aliados que saben mucho de lo que dentro de las filas panistas sucede, sobre todo de quienes ahora impulsan la candidatura de Teresa Jiménez.